miércoles, 2 de mayo de 2012

Solpor_ Puesta de sol.



   


      Asistimos a un momento en que la imagen, la tiranía de la imagen, desplaza  o casi anula la palabra. Siempre hay una relación fuertemente distante entre  la imagen y su interpretación.
La foto solo capta el instante, el momento entre millones de instantes, la palabra nos transmite la historia que conserva la memoria que mana  de la contemplación de la suma de instantes.
Cientos de fotogramas  unidos transmiten todo un proceso que se desencadena  en nuestro interior, hilo emociones en donde se enlazan las palabras. Un solo instante nos centra en lo inalcanzable, lo inexplicable, de ahí su atracción.
En la observación de una sonrisa adivinamos la alegría pero no su causa.
Cada foto es una estimulación del recuerdo

9 comentarios:

Maritza dijo...

Marce, ...pero tú eres todo un filósofo-poeta...aparte de gran fotógrafo. Tus palabras no me dejan indiferente.
"En la observación de una sonrisa adivinamos la alegría pero no su causa".
Eres grande.
Bueno, supongo que hoy nos tendrás a todas las féminas "a tus pies" con esta preciosa fotografía, que evoca momentos de romanticismo y sueños compartidos.

Una puesta de sol (como las que solía contemplar El Principito), siempre es un momento cálido a nuestra alma, como también un momento de marcada nostalgia.
Y vuelvo a citar tus palabras: "La foto solo capta el instante, el momento entre millones de instantes"...

Cómo me gustaría estar en ese bosque!...

Felicitaciones por esa sensibilidad que nos compartes.
Y por la maestría en la entrega.

ABRAZOS Y BESOS MILES.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Momentos de inspiración que llegan de imágenes, que penetran en nuestro interior y que nos sirven de recogimiento.
Palabras que emanan de sentimientos presentes y pasados.
Dejarse inundar por ambos, sin prisa, disfrutando de cada momento.
Ciertamente gratificante para todos ha sido esta puesta de sol.

Un abrazo Marce

Laura Uve dijo...

Cuando a imagen desplaza, o anula, la poderosa palabra, es que se ha producido un instante único, irrepetible (todos lo son, pero no todos desplazan la palabra).

El instante trasluce la punta del iceberg de la historia. Si es suficientemente poderoso y sugerente, como es tu foto, puede explicarnos todo un mundo de emociones, emociones universales.

La fotografía es bellísima.

Un beso!!

Pat.mm dijo...

me encanta este atardecer...pero más me han gustado tus palabras.
Besos,

Katy dijo...

Quien no se ha extasiado ante una puesta de Sol. Y no hay dos iguales.
En cada lugar del mundo miles de ojos contemplan alguna. Preciosa y lograda foto Marcelo
Bss

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

A veces conviven muy estrechamente. Mi literatura, por ejemplo, muy especialmente mis relatos, son muy visuales, incluso formalmente bastante cinematográficos en algunos sentidos (por estructura fundamentalmente). Creo que eso también les ayuda a insinuarse en la sensibilidad del lector. Besos.

Maria Dolors dijo...

Maravillosa puesta de sol, me gusta
especialmente observar las nubes
sus cambios, cada dia o cada rato
si observamos el cielo es distinto,
como si las ventanas fueran cuadros y los cambiáramos diariamente....
Preciosa Marce.

CarmenBéjar dijo...

Bonita foto y no menos hermosa reflexión. Una imagen vale más que mil palabras, que dice el dicho, y en este caso se cumple a las mil maravillas.
Enhorabuena por la foto,
Saludos

Laura.M dijo...

Este es el regalo diario de la naturaleza, nunca nos cansaremos de verlo...y cada día es distinto.
Y si también nos regalas tus palabras...no se puede pedir más:)
Un beso.