viernes, 20 de julio de 2012

Azucena de mar, cebolla de mar....




 Nardo marino, narciso de mar, Cebola das gaivotas. Pancratium maritimun L.

  Pancratium: Pan + cratium: toda poderosa, potente, por sus supuestas propiedades medicinales.
En dunas, tras de ellas. Lleva una semilla recubierta de una materia porosa, la que le da la propiedad de flotar y diseminarse mediante el movimiento del mar.
    Bulbo enterrado a cierta profundidad para no perder su humedad.
    Su flor tiene un olor agradable perfumado.
  El limpiado de las playas mediante ripado de la arena, está haciendo que esta especie esté en retroceso. Además de la invasión de Carprobotus edulis, una llamativa planta que nos camela con sus impresionantes flores pero que tapiza poco a poco el suelo desplazando la flora de autóctona.

7 comentarios:

Javier Diéguez López dijo...

Supongo que esta cebolla de mar no te hara llorar jeje. Desde luego que la foto es una pasada. Un saludo.

Elvira dijo...

Por aquí también hay, pero yo no la he encontrado nunca. Aunque no debo extrañarme pues casi nunca voy a la playa. La vi en el Botánico de Barcelona, pero no tiene ni la mitad de gracia.

Bonita foto, Marce.

Boas tardes!

mariola dijo...

Tapizar o chan con flores tan fermosas e aínda por riba medicinais...
Chamoume a atención o da cebola das gaivotas.
Paréceme unha flor fráxil, aínda que polo que dis non sexa así.
biquiños.

Maritza dijo...

Hermoso Nardo. Hermosa flor, que por su nombre ya tiene una connotación especial y emotiva para mi.

Abrazos,Marce.

Pat.mm dijo...

Mira Marcelo, las he visto en las dunas...y también he visto a impresentables arrancarlas para llevárselas a casa y ponerlas en un florero."AHHH...No sabíamos que no se podían coger!" pero en qué país de ignorantes vivimos! (Lo siento, es que estoy muy cabreada con todo lo que está pasando)

Besos,

Argax dijo...

Una planta para mí emblemática, que se relaciona con los buenos momentos de mi adolescencia de veranos en campings playeros. Las culebras usaban los tallos y hojas lanceoladas de la base de estas plantas como ayuda para mudar la piel, la visión de esa banderola de piel seca en noches de luna es una de mis obsesiones, hermoso. Y sí, está siendo desplazada por esa especie de diente de leon... Un saludo, me encanta y apasiona tu espacio.

Laura.M dijo...

Se parece a las campanitas amarillas que hay por aquí en primavera en los praos. Salen a miles:)
Un beso.