domingo, 4 de agosto de 2013


4 comentarios:

mariola dijo...

Flores pequeñas que van formando un todo grandioso.
Hay colores que se quedan impregnados en la retina y éste es uno de ellos que llevo en la mía, por lo que el color dorado, envejecido, esponjoso, sedoso... me rescata un tiempo anterior apacible.
besitos marcelo.

María dijo...

Hoy me he levantado y tooodo estaba lleno de lluvia... Entro en tu blog y ¡¡zaaass!! fuiste tú quien tenía aquí escondido al verano amarillo cuajado de flores... Mmm
pero qué bonito... vale, lo guardas un ratito y luego lo sueltas ¿sí? ¿no ves que quería irme a la playa? anda sé bueno... que ya estoy de vacaciones y sin sol no es lo mismos:))

Muuchos besos, MARCELO.

Gloria Rodríguez López dijo...

No anterior decía: "que teñas un bo San Roque" esquecín que fora onte, de tódolos xeitos, boa tardiña.

Gloria Rodríguez López dijo...

No anterior decía: "que teñas un bo San Roque" esquecín que fora onte, de tódolos xeitos, boa tardiña.