viernes, 16 de marzo de 2012

De las abejas y la primavera engañosa





            Trabajan afanosamente provocadas por estas placidas temperaturas,  salen y se encuentran unas engañosas flores, árboles colmados de abundantes flores, aquí y allá, continuados: los sauces cenicientos, ofrecen su polen, los ciruelos, almendros, los prunos de pisardii, néctar y polen. Acuden cada vez más pecoreadoras, y a sus colmenas llevan los preciados manjares que estimulan a la reina. Ella pone y pone, cada vez más huevas, poco a poco van duplicando sus existencias y su población se multiplica cada día. Lo hacen sin picardía, no saben que probablemente las lluvias lleguen y, entonces, si se cierra de invierno, tendrán que quedarse en su colmenas, un día, otro día......Así y, con toda esa población, la familia se resiente, la reina quiere seguir con su puesta y las obreras dobladas en varios miles, comen cada día lo que han recolectado. Si las lluvias no levantan pueden verse avocadas al fracaso primaveral. Entonces el apicultor/ra,  intervine poniendo a su disposición una mezcla alimenticia para salir del paso.. . ....y bla, bla, bla, bla. Se me antoja un año difícil de llevar para nuestra Apis melífera,  que tan currante es que se olvida de pensar con su cabeza, de ver bien con sus múltiples ojos y de oler mejor con sus antenas.

15 comentarios:

Inma dijo...

Esta primavera temprana creo yo que va a dejar más secuelas a nuestro alrededor de lo que imaginamos, en todas partes...
Por lo menos quedarnos con la parte buena, que es haber disfrutado del sol, que a veces aquí en Galicia lo echamos de menos.
Un beso Marce.

Maria Dolors dijo...

Sabia descripción Marce, y cierta,
las sufridas abejas se ven desbordadas de trabajo libando
y oliendo (que bien se lo pasan)
pero claro, si vienen las lluvias
¿vendrán? les cambiará la vida...
Preciosa foto.

Bon dia Marce.

Laura Uve dijo...

Y no nos pasa también a las personas?? No nos olvidamos de pensar con la cabeza, ver y oler??

Ya sabes cómo me gustan tus fotos y descripciones.

Un beso son sabor a miel!!

Maritza dijo...

Bellas flores!, la abeja está haciendo su labor encomendada y creo que disfrutando mucho de ello...
Te felicito Marcelo.

Bellísmo trabajo.

Abrazos.

CarmenBéjar dijo...

¿Sabes que Béjar luce cinco abejas en su escudo? En la Edad Media mi ciudad se llamaba Béjar del Castañar, por la abundancia de colmenas que existía en la zona, y en el siglo XIX, con el desarrollo de la industria textil lanera, las abejas se equipararon al trabajo de los industriosos obreros.
Saludos

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

¿Esto no será una metáfora de la sociedad actual, verdad? Besos.

Pat.mm dijo...

Puede estar engañada, si...pero también sabrás que el lenguaje a través del cual se comunican es de los más estudiados del mundo. Todo un ejemplo de inteligencia.
Besos, la imagen es preciosa.Muy vital.

Eva dijo...

Parece que va a ser un año díficil, para todos!! Tampoco hemos previsto demasiado los humanos!!
Preciosa foto!! Qué sería de la naturaleza y las flores sin la ayuda de estos insectos tan disciplinados?? Un abrazo

Jesús M. dijo...

La primavera que ya llega con todo su esplendor. Bella imagen. Saludos.-

Elvira dijo...

Me caen bien las abejas. ¡Ojalá el tiempo sea propicio para ellas y para nuestro campo! Bicos, Marce

Remei dijo...

Eres una enciclopedia humana...
Con estos textos y tus fotos, en el cole no sería tan aburrido...serías un buen profe, ya te digo!!!
Eres un encanto cielo!
Buen finde!
:)

Nonna dijo...

Con la imagen y el texto he mirado hacia atrás en el tiempo (no mucho) cuando nos dabas tus lecciones sobre las abejas. ¿Podrías seguir con el tema?
Preciosa fotografía Marcelo.
Un abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Una preciosidad de foto la que nos has dejado.

Saludos y un abrazo.

Anónimo dijo...

me
gustan las marcescencias, :)

Juglar dijo...

Si la naturaleza altera su ritmo, nos perjudicamos todos.
Y parece que no nos enteramos demasiado de "ese pequeño detalle".
Preciosa e instructiva entrada, como siempre.
Un abrazo.