martes, 27 de marzo de 2012

Senecio vulgaris L.








           Senecio vulgaris L.

Terófito

Cálsamo;  Hierba cana, suzón;  herba conillera; zona-berlar.


Diminuta planta, herbácea, a la vista algodonosa, canosa. Hojas pinnatífidas, con lóbulos marcados por más de un diente; las inferiores, pecioladas, las superiores sentadas, amplexicaules, abrazadoras,  insertas de forma alterna. Flores en cabezuelas, en acumulos, luego formando racimos corimbosos, divergentes, alargadas; la brácteas de los capitulos, teñidas de negro en su ápice, las externas, sin flósculos radiales, sin lígulas (los que se ven como pétalos en las margaritas), retorcidas después de la floración, enanas. Su fruto es aquenio peloso.

Florece todo el año, y gusta de nacer en márgenes de carreteras, lugares incultos, baldías. Se dispersa por toda la penín-sula.
Senecio, del latín senex, avejentado, por su aspecto al fructificar, en alusión a los vilanos que se manifiestan brozosamente; con: Erodium cicutarium, Cinchorium intybus, ............. la planta es sedante cardíaca.     


http://www.youtube.com/watch?v=80c28unBXRs

8 comentarios:

Laura Uve dijo...

Sera que viniendo de mi entrada, veo lo que no debería ver :)???

Esa pelusilla y tu bello comentario...

Bsss

Maritza dijo...

Qué bella planta y qué hermosas fotografías siempre, Marcelo.

Felicidades.
Abrazos desde aquí.

Maria Dolors dijo...

Pobrecita planta con lo humilde que
es.... tus fotos le dan una categoría extaordinária, si
pudiera verse se alegraría enormemente.

Bona tarda.

Katy dijo...

La conozco pero ni idea, ni de su nobre ni de sus propiedades.
Aunque no sea una planta noble es bella en si.
Un abrazo

CarmenBéjar dijo...

La reconozco por su parecer marchito, casi triste, aunque de un color bello, amarillo. Pero, su fuerza no esta en su belleza, sino en el poder de adaptarse a todo tipo de suelos. ¿Quién es más poderosa, la flor cuidada y abonada, mimada hasta el extremo, o aqeulla que nace de su propia voluntad, en suelos desagradecidos?
Saludos

Esmeralda dijo...

Muy buenas fotos, les das una magnitud increíble.
Abrazo

María dijo...

Es curioso como hasta las plantas más humildes, esas en las que apenas reparamos, vista de cerca, parecen impresionantes... casi como las personas ¿eh? :-)

Y al revés, a veces lo más llamativo, al verlo desde cerquita pierde toda esa magia... jajaja esta mañana creo que me atacan demasiado pronto mis divagues...


Gracias por enseñar esta pequeñas maravillas y por recordarme de vez en cuando que las guardas aquí... a veces soy demasiado despistada...otras, quiero venir y no puedo... mil gracias MARCELO.



Un besito y feliz día

Luciérnaga sin luz dijo...

esta planta, coa túa foto, foi princesa por un día!jeje
bicos, marcelo!