jueves, 8 de marzo de 2012

Redouté II



    La ilustrísima Josefina se proponía crear  un jardín ejemplar en todos los ordenes, _ ella que había llegado de la Martinica a los 16 años y debió de haberle quedado  grabada en su interior la exuberante  vegetación que había dejado allí_ un jardín tanto para la contemplación como para estudio científico, lo tenía claro. Tenía la idea, unos buenos profesionales y, podía no reparar en gastos. Para esta colección de plantas, sobre todo de rosas, adquirió el Castillo de Malmaison de Rueil y,  ella misma se encargó del trazado. Hizo, más que un jardín, un increíble lugar de elevada riqueza florística para la época.
  Parte de las plantas le iban a llegar del jardín frances de Cels ( Jacques Martin Cels, botánico  presentado en su momento a Redouté  por L´Hériter ), cultivado por Pierre Vententat, botánico aficionado, bibliotecario, además  de clérigo. A través de Bonpland , que tenía viveros y trabajaba las plantas comercialmente;  este señor, médico y botánico, había acompañado a  a Von Humboldt en sus expediciones a América del Sur, y reunió la friolera de 4500 especies, Josefina no lo dudó y al volver de su viaje lo nombró su botánico particular. Para jardinero se hizo con los servicios de Chales-Francois Brisseau (1776-1854), como no, con Ventantat, y, el pintor de flores Pierre-Joseph Redouté. En su primer trabajo, Redouté hizo 55 láminas . El trabajo era descomunal y entre este proyecto inicial  y el de las rosas, se elaboró el del mundo de la Liliaceas (bulbos), ocho volúmenes  con un total  de 603 ilustraciones, con descripciones de Agustin Pyramus de Candolle. El libro de esta familia es la más extensa de Redouté, donde también aparecen las orquídeas, narcisos y lirios. El mayor interés de la emperatriz, eran las rosas. Las recibía de los cultivadores de esta flor en Europa, llegó a plantar una rosaleda donde se cultivaron las especies de rosas conocidas en ese momento, cuando ella se muere en 1814, se habían cultivado casi 300 especies de rosas. Casi todas las flores de este tipo que Redouté ilustraba, llegaban de Malmaison y, de aquellos tres volúmenes  que Redouté ilustró, 170 eran  rosas, publicadas en 1817 y el 24. Se hicieron dos versiones, de folio mayor  y otra de folio menor. Los rosales se clasificaron en tres grandes grupos: Silvestres, como la zarzarrosa, la mosqueta común. Los medievales, el rosal amarillo y el blanco y, los nuevos o llegados de Asia.

He tenido que pedir prestada la foto a Redouté, no tenía nada representativo para el momento.

12 comentarios:

Laura Uve dijo...

Una se queda sin palabras ante semejante belleza.

Tu explicación me encanta, no tenía ni idea. Josefina muy refinada, desde luego.

Un beso y aroma de rosas...

Laura.M dijo...

...Y nos parecen iguales todas las rosas.
Abierta o cerrada sigue siendo preciosa.
Un beso.

Katy dijo...

Menuda colección. Que suerte poder rodearse de tanta belleza. Después de este post respiro el aroma y la fragancia de todas estas rosas que has juntado en el post.
Mi flor preferida es la orquídea seguda del del azahar.
Un abrazo

balbi lopez dijo...

No estaría nada mal pasar un día en en ese vergel preparado tan espléndidamente.
La "ilustración" de Redouté... uhmmm si, ya manejaba bien la cámara, oye que avanzado!
me encantó leer esta historia y la foto de Redouté ;-)
bicos

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

Como no podría ser menos, si he de elegir, me quedo siempre con los silvestres. Besos.

MTeresa dijo...

Qué post tan bonito te ha quedado,
lleno de gracia, belleza
y sabiduría que nos transmites
para elevarnos a tu altura,
que en esto de botánica
nos dejas la altura del
tacón.
Un abrazo

Lina dijo...

Robert Capa dijo "Si tus fotografias no son buenas es porque no te acercastes lo suficiente"

Yo digo "¡Qué buenas son tus fotografías!. Un macro espectacular.

ATENEA dijo...

Es increíble la variedad de rosas que hay en formas y colores, al final todas acaban abriendo sus pétalos y mostrando toda su belleza.
Saludos!!!

Luján Fraix dijo...

ME ENCANTAN LAS PLANTAS Y SOBRE TODO LAS FLORES.
QUE BLOG TAN ORIGINAL.
REDOUTÉ ES FASCINANTE, TIENE UNA COLECCIÓN DE FLORES QUE PUBLIQUÉ EN MI SITIO HACE UNOS MESES.

BUENA ELECCION AL RECORDAR LA HISTORIA.

UN BESO GRANDE Y GRACIAS POR TUS COMENTARIOS Y POR SEGUIRME, AQUÍ ESTOY YO TAMBIÉN.

CARIÑOS

CarmenBéjar dijo...

¿300 especies de rosas? Buena idea la de la emperatriz: un botánico, un jardinero y un pintor. Así nada podía salir mal en ese vergel idílico.
Y tú, Redouté del siglo XXI, cuyo pincel es el objetivo, recoges una flor que no es ni mas ni menos que es un sol rosado de pétalos trazados casi a tiralíneas.
Saludos

María dijo...

Mmmmmm que cosa más preciosa de fotografía...

Josefina, sería lo que fuera, pero tenía buen gusto y con un artista como este Rodoute... afortunadísima de que laguien plasmara la belleza de una flot tan hermosa como la rosa en sus dibujos... aunque esta foto tuya... no sé creo que le hubiera encantando a la mismísima emperatriz.


Un besito más MARCELO, feliz semana

alp dijo...

Muy buena fotografía..como siempre...un abarzo desde Murcia..seguimos..