miércoles, 21 de marzo de 2012

De los recortes y las flores



  Los recortes dejaron el invierno sin lluvias, mandaron afilar las tijeras a aquellos que eran dueños de la piedra. Invierno en primavera, sucede a quien no tiene el privilegio de cotizar el 1%. Tras los mostradores de la quita avenida se extiende bien la economía del negocio de la prenda y tela gallega, la que a muchos les fue negada. La cúpula  se queda  sin embrión, colgada en pedunculata rama,  espera a ver subir hasta ella la hierba ansiosa de primavera. Ella no siente el recorte, eso es para la inteligencia  de quien se siente apresurado  por tener el nivel de vida que venden las Mujeres Desesperadas. La naturaleza no zurce pantalones, las secuoyas se elevan por encima de los robles, ya no queda casi nada en su sitio, salvo, las montañas.Habrá que pensar en algún método para poner el lago Victoria en el Gran Cañón.

5 comentarios:

balbi lopez dijo...

Os recortes non son para os donos da pedra de afiar,eles non precisan de tixeiras xa que non teñen necesidade de cortar.
Magnífica entrada Marcelo e moi acertada a elección de esa fermosa fotografía
bicos

Maria Dolors dijo...

La flor no se expresa con palabras,
ya lo haces tu por ella,
se expresa con color, con aroma y con belleza,
esparciendo sus semillas,
y sus pétalos al viento,
dejándonos boquiabiertos
con tanta magnificencia.

Bona nit Marce.

Laura Uve dijo...

No des ideas Marcelo... que igual alguien lo intenta... La mente humana está cada vez más fuera de si.

La flor es tan hermosa que quita el aliento y alegra el alma.

Un beso!!

CarmenBéjar dijo...

O un buen pozo petrolífero en Canarias, o un Casino estilo Las Vegas en Madrid o Barcelon. ¿Para cuándo un centro pionero de I+D o un centro de investigación de lucha contra el cáncer o de desarollo para países del Tercer Mundo? Eso no es importante. Lo trascendental es ganar pasta gansa lo más rápidamente posible. Y mientras tanto, ahí estarán, esperemos, nuestras flores surgiendo mal que les pese a algunos.
Saludos

María dijo...

Mmmmm cómo me ha gustado tu flor de ¿almendro? y tus letras recortables :-) a pesar de todo lo que algunos quieran recortarnos, la belleza es intocable incluso aunque las tijeras le lleguen, lo que fue, sigue siendo siempre.

¿El lago Victoria al Cañón del Colorado? jajaja
¿Qué te parece si mejor lo llevamos al desierto del Sahara? tiene un viaje más cortito y además les montamos un jardín allí, creo que lo necesitan más que los americanos :))

Muaaaaaakss grande MARCELO