martes, 13 de marzo de 2012

De las plantas con flores. Amborella.




A la vuelta de la esquina, hace 130 millones de años, (comienzos de el cretácico ) con un poco de imaginación  climático-vegetal, y pudiésemos  observar la vegetación de ese período   geológico, nos encontraríamos justo en el momento en que cierta planta ( Amborella trichopoda)  a la sombra de otras  ( cicas, gingkos,.. tipos de pinos ) comenzaban a mostrar diminutas flores. Plantas con hojas que  en sus cimas se habían vestido de lo que daría lugar a la curiosidad humana por saber de donde salían esas tan perfectas estructuras . Su exuberancia en formas y colores junto con su aparición drástica,  hizo romperse 
el cráneo  a más uno. Charles Darwin escribía a Joseph Hooker: Cómo es posible que las plantas con flores aparezcan   repentinamente en el registro fósil, para diversificarse a continuación muy rápidamente. Darwin lo daba por un misterio abominable. Él no podía estar a todo, concentró su esfuerzo en el origen basado en los fósiles, estudios de las orquídeas, isectivoris plants.. y demás.  En que momento aparecen si se sabe (+-) , pero cómo aparecen y de qué gimnosperma salen, no se sabe. Pero que la planta es hoja, es un hecho y , las flores también. Podían las plantas inventarse unos genes distintos de los que construían las hojas ¿, fueron ellos mismos los que lo hicieron. Las hojas fueron el soporte para la construcción de los verticilos florales y, esto se pudo observar en los años 80 sobre una planta llamada Arabidopsis,  se pudo comprobar mutaciones drásticas que daban lugar a cambios grotescos. Algunas hacían que los pétalos naciesen  en el lugar de los estambres, otras convertían los sépalos en hojas. Johan  Goethe  ( el de la obra Fausto, el que comprobó los cambios psicológicos de las personas ante los colores.) era un visionario, en 1770 publicó un ensayo llamado La morfología de las plantas , en donde sostenía que  los  órganos vegetales, incluidas las flores, habían comenzado siendo hojas.
Goethe, lo tenía claro, recalcaba una y otra vez que la planta no era otra cosa que hoja. Estaba en lo cierto, siglos más tarde se descubrieron estos cambios radicales como él los había imaginado. La naturaleza no inventa nada de la ficción. No se parte mucho los genes y lo que hace es crear lo novedoso de manera sencilla.
Las flores son hojas modificadas.                                    

18 comentarios:

Inma dijo...

Preciosa fotografía.. encántanme estas flores, tan sinxelas como son, e nesta época están estas árbores espectaculares.
Un bico

Lina dijo...

¡Preciosa toma! viene ahora una época ideal para disfrutar de la naturaleza e intentar captar toda su belleza, eso si, si no tienes alergia (como yo).

Teresa dijo...

Que bonita flor, y que interesante tu escrito, me gusta. Saludos.

Maritza dijo...

Los blogs de fotografías están trayendo todas estas maravillas primaverales, para el deleite de nuestros ojos (que por acá miramos el otoño asomándose).
Está preciosa esta toma, Marce. La flor es encantadora.

Abrazos miles!

Luciérnaga sin luz dijo...

que fermosa marcelo!
e que tal a feira?espero que a disfrutases, e que repitas para anos próximos!
e non sacaches fotos da ribeira?e esta unha delas?
foches pola igrexa vella de pesqueiras?
siguen as tumbas abertas?
bueno, xa contarás!
un bico!

Elvira dijo...

Es interesante y misterioso. Bos dias, Marce!

PD: es un ciruelo, ¿no?

Juglar dijo...

Foto espectacular, como nos ocurre siempre, (es inevitable repetirse)
Y la información, interesantísima.
Gracias por ambas, Marcelo.

Laura Uve dijo...

Vaya, he quedado asombrada, no imaginaba que Goethe escribía sobre plantas.

Encaja, pues, esta afirmación de Kundera a la perfección: "El novelista no es un historiador ni un profeta: es un explorador de la existencia".

Preciosa foto.

Un beso!!

Maria Dolors dijo...

Delicadas y preciosas flores,Marce.
Y como dijo Walt Whitman
He aquí mis frágiles hojas, que son, sin embargo, las mas duraderas,
a su sombra oculto mis pensamientos,
no las muestro yo, pero ellas
me muestran más que todos mis otros poemas.

Un abrazo.

balbi lopez dijo...

es mas que interesante lo que cuentas, he pasado antes y vuelvo para releerlo otra vez
fantástica esa modificación de las hojas que deriva en otras hojas convertidas en flores
gracias por compartir estos datos
un abrazo

Katy dijo...

Me gusta esta definición.
"Las flores son hojas modificadas".
Pero ¿y los frutos?
De todas formas aunque el conocimiento no ocupa lugar, en esta caso hay hojas hermosas y flores maravillosas, así que prefiero admirarlas antes que pensar en sus orígenes.
Un abrazo

Laura.M dijo...

muy buema tu explicación y me dá igual lo que sean marcelo... me gustan las flores más que las hojas, como estas dos sencillas florecillas blancas.
Un beso.

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

Es tan importante saber reinventarse... Si nosotros supiéramos... Besos

ATENEA dijo...

Preciosa, con la frescura y la lozanía de recién llegada a la vida.
Saludos!!!

CarmenBéjar dijo...

O sea que para Darwin las flores, pequeñas e inofensivas, le parecían una aberración, un misterio insondable sin posibilidad de ser descubierto su origen a corto plazo. En esta flor que hoy nos muestras sólo veo la belleza, la dulzura, sin mas: yo no soy Darwin.
Saludos

María dijo...

Plantas que suavizan la fragancia
esencia de vida y de oxígeno
belleza y armonía.

Un beso.

Elena Sánchez dijo...

Una foto muy bella.

Elena Sánchez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.